El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, les tomó hoy el juramento de rigor a los nuevos ministros de Interior, Arnaldo Giuzzio, y de Relaciones Exteriores, Euclides Acevedo, con lo que formalizó los cambios anunciados el viernes en su gabinete.

Giuzzio dejó la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) para pasar a la titularidad de Interior justamente en lugar de Acevedo, que mudó sus tareas a la Cancillería.

Los dos juraron en el Palacio de López ante Abdo Benítez, que también puso en funciones al ahora excanciller y nuevo director general paraguayo de Itaipú, Federico González, aunque este cargo debe ser confirmado por el Senado.

La designación de González fue cuestionada desde varios sectores de la oposición por su rol como canciller cuando se firmó la llamada “acta secreta” de la represa, que casi le cuesta el juicio político a Abdo Benítez, por cláusulas supuestamente perjudiciales para el país en beneficio de Brasil.

La estatal agencia IPP citó palabras de Abdo Benítez de elogio hacia González, de quien resaltó “la capacidad y el compromiso”. Destacó además que la renegociación con Brasil estará encabezada por la Presidencia y justamente la Cancillería, y que “el conocimiento” de González será clave en esa “causa nacional”.

“Federico González es un hombre con quien me tocó trabajar en estos dos años y medio en diferentes lugares, conozco su trayectoria profesional, conozco su compromiso con una causa; en momentos difíciles articulamos los albergues para cuidar a los compatriotas y darles la oportunidad de retornar al país; quiero destacar el compromiso con el trabajo y la responsabilidad que siempre tuvo en un momento difícil”, expresó el jefe del Estado.

Por otra parte, Zully Rolón, que era número dos de la Senad, asumió como titular interina de la dependencia antidrogas, y se convirtió en la primera mujer en esa plaza. (Télam)