A pesar de la pandemia de coronavirus, la vuelta al cole de manera presencial será un hecho para este ciclo lectivo 2021. Cabe aclarar, este regreso será con todos los protocolos pertinentes para evitar contagios. El objetivo es lograr recuperar el vínculo entre los alumnos y las instituciones.

Nicolás Trotta

Al respecto, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró que la vuelta a clases en todos los niveles y escuelas del país “es un regreso cuidado, seguro”. Y marcó que “14 de 24 provincias están pensando iniciar las provincias el 1 de marzo”.

Trotta subrayó que el protocolo consensuado el año pasado “se aprobó por unanimidad”. “Es el base y cada jurisdicción puede tener su propio protocolo más estricto, pero no más laxo”, apuntó.

En tanto, el vicepresidente de la Confederación Argentina de Instituciones de Enseñanza Privada (Caiep), Rodolfo De Vincenzi, indicó que cada escuela está planificando la continuidad pedagógica del año en función del conocimiento de su comunidad. En eso, se tendrá en cuenta el tamaño de la escuela, las disposiciones físicas de la escuela, de personal. Y confirmó que en CABA las clases comenzarán el 17 de febrero mientras que en el resto de las jurisdicciones se hará en las fechas anunciadas según el calendario escolar aprobado.

De Vicenzi: “Este año la presencialidad será la regla y la virtualidad la excepción”.

En Argentina hay 17.000 instituciones educativas privadas. Si se cuentan las públicas ese número alcanza unas 40.000 escuelas. En los colegios privados habrá convivencia entre la virtualidad y la presencialidad. Pero, cabe decir, los dueños de dichos establecimientos piden mayor flexibilidad para la creación de burbujas educativas en algunos distritos.

Regreso a clases

Según argumentan, burbujas de nueve alumnos y un docente en aulas de 30 resulta muy difícil de implementar en colegios donde ni la estructura edilicia ni la cantidad de docentes alcanzan.

Podés ver:

Así será el protocolo para la vuelta a clases presenciales

Por otro lado, es necesario indicar que, hasta que la vacuna se logre universalizar, la vuelta a clases va a tener protocolos. Y, ante rebrotes, la virtualidad será la opción