El gigante del streaming Netflix que cuenta con más de 203 millones de suscriptores, contrató a un ejecutivo con trayectoria en la industria del videojuego, como un impulso de la empresa de Los Gatos hacia ese sector del mercado.

Según publicó The Hollywood Reporter, Mike Verdu se sumó a la firma estadounidense luego de dejar Facebook, donde era el encargado del área de realidad aumentada y realidad virtual.

Dentro del currículum de Verdu, se encuentran Electronic Arts, Kabam, Zynga y Atari, desde finales de la década de 1990.

Así, el destino de las grandes tecnológicas de Silicon Valley parecen que tienden a confluir. Mientras Apple busca su lugar en el mundo de la producción audiovisual con Apple TV; Microsoft, Google y Amazon ya vienen apostando desde hace varios años a los videojuegos, al igual que ahora lo hace Netflix.

Verdu aparece ahora, para ocupar el sillón de vicepresidente de desarrollo de videojuegos.

Aunque todavía no se sabe exactamente cómo virará Netlix hacia ese mercado, si con consola propia o uso del streaming, como Google Stadia, lo que sí se conoce es que hará uso de las franquicias de las que es dueña, como de la exitosa serie Stranger Things.

Netflix busca ofrecer videojuegos dentro de su propia aplicación desde el próximo año, por lo tanto, la idea de una app aparte quedó descartada y la intención del servicio de streaming es centrar toda su oferta dentro de una misma herramienta.

En este sentido, los videojuegos tendrán su propia sección, tal como sucede con las películas, documentales o series. Además señalaron esta nueva incorporación no tendrá un costo extra, pero tendrá que competir con Google, Amazon o Apple que también van por el mismo camino.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que el gigante del streaming expresa sus intenciones de sumarse al mercado de los videojuegos, en el mes de mayo se conoció que estaban estudiando la creación de su versión descargable.

Aquellos que deseen ir suscribiéndose al servicio pueden hacerlo desde la web oficial. Se les cobrará una vez por mes en la fecha de suscripción. No hay contratos, cargos por cancelación ni compromisos, y tienen total libertad para cambiar de plan o cancelar online cuando quieran