Unos 200 barcos argentinos se encuentran varados en el Puerto de Punta del Este, en Uruguay, debido a un impedimento administrativo ligado a la pandemia de coronavirus. Debido a que los lugares donde deben amarrar las embarcaciones privadas en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires no están habilitados como "corredores seguros", los yates se encuentran en aguas uruguayas a la espera de que se destrabe la situación.

Según trascendió, ambas jurisdicciones avanzaron en los diálogos con distintos organismos nacionales, como Aduana, Migraciones y el Ministerio de Salud, y se espera que en las próximas horas se defina la habilitación de distintos puertos para permitir el regreso de los ciudadanos que veranearon en el vecino país con sus propias embarcaciones.

Uno de los que pudo comprobar con sus propios ojos la situación fue el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, que este viernes se acercó hasta el Puerto de Punta del Este para partir desde allí hasta la Isla de los Lobos, para conocer el lugar al que se apunta a impulsar turísticamente.

Click to enlarge
A fallback.

PT NA