Un nuevo estudio ha revelado que la exposición a la radiación ultravioleta de la luz solar produce "mayores niveles de pasión romántica" tanto en los hombres como en las mujeres.

La investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel) encontró evidencias de que la exposición a la radiación ultravioleta tipo B (UVB) afecta la regulación del sistema endocrino responsable de la liberación de hormonas sexuales en los seres humanos.

"Se sabe desde hace muchos años que la radiación ultravioleta de la luz solar aumenta los niveles de testosterona en los hombres, y también sabemos que la luz solar desempeña un papel importante en la regulación tanto conductual como hormonal de la sexualidad. Sin embargo, el mecanismo responsable de esta regulación sigue siendo desconocido.

Nuestro estudio permitió una mejor comprensión de este mecanismo", explica la profesora Carmit Levy del Departamento de Genética Molecular Humana y Bioquímica de la Facultad de

La primera etapa del estudio se llevó a cabo con ratones.

El sol y el sexo

El efecto de la exposición a los rayos UVB fue "dramático", subraya un comunicado de prensa acerca de la investigación publicado en EurekAlert.

"Los niveles hormonales de las hembras aumentaron significativamente, agrandando sus ovarios y prolongando su temporada de celo; la atracción entre machos y hembras aumentó, y ambos se volvieron más dispuestos a tener relaciones sexuales", detalla el documento.

El sol y el sexo

En una etapa posterior del estudio, los científicos contaron con la participación de 32 humanos. Los voluntarios llenaron cuestionarios acerca de comportamientos de pasión romántica y agresión.

Tras ser tratados con fototerapia UVB en condiciones controladas en centros médicos israelíes, los representantes de ambos géneros exhibieron un aumento en la pasión romántica. En los hombres también se observó un aumento en los niveles de agresión