Investigadores de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido y el Trinity College de Dublín, Irlanda, afirmaron que los dispositivos Android probados transmitían “cantidades sustanciales de información” a varias partes, incluido Google.

En su informe, analizaron los datos enviados por seis variantes del sistema operativo Android, a saber, las desarrolladas por Samsung, Xiaomi, y Huawei, entre otras.

Así observaron que los datos confidenciales del usuario como identificadores persistentes, detalles de uso de aplicaciones e información de telemetría se comparten no solo con los proveedores de dispositivos, sino que también se transmiten a múltiples terceros, como Microsoft, LinkedIn y Facebook.

Según los investigadores, esto ocurre incluso si el usuario vela por su privacidad digital y toma precauciones básicas, como eliminar aplicaciones sospechosas y rechazar propuestas de seguimiento de sus acciones al instalar una nueva 'app'.
Click to enlarge
A fallback.

Los expertos concluyen que, hagas lo que hagas, existen las llamadas “aplicaciones del sistema”, que generalmente vienen instaladas por defecto en la memoria RAM del dispositivo y son casi o totalmente imposibles de eliminar.

“Si bien es de esperar una comunicación ocasional con los servidores del sistema operativo, la transmisión de datos observada va mucho más allá y plantea una serie de problemas de privacidad. No se puede optar por no participar en esta recopilación de datos”, concluyeron los investigadores.

Sin embargo, Google ha rechazado las afirmaciones diciendo que el comportamiento no es inesperado, ya que “así es como funcionan los teléfonos inteligentes modernos”