El Test de Lüscher es una prueba de tipo proyectivo que intenta averiguar aspectos de nuestra personalidad a través de la elección colores. Fue diseñado en 1948 por Max Lüscher y consiste en poner en orden, según nuestras preferencias, ocho tarjetas de colores: azul, rojo, verde, amarillo, violeta, marrón, gris y negro.

Para realizar esta prueba se concentración y percibir qué sensaciones generan los distintos colores. ¿Algunas claves para responder el test? La psicóloga Marta Guerri recomienda no relacionar los colores con objetos o connotaciones, intentá verlos como colores sin significado y ordenalos según las sensaciones que te provocan en este momento.

¿Qué significa cada color?

Azul

Quienes prefieren este color son personas tranquilas y serenas, de carácter suave, sensible y a veces demasiado susceptible.

Rojo

Se identifica con el amor y la pasión, aunque también se usa para advertir peligro o prohibición. Si es tu primera elección, tu personalidad está basada en tus impulsos, la fuerza vital y la voluntad de alcanzar metas.

Verde

La personalidad de quien prefiere este color es tenaz y perseverante. Es el tono de la naturaleza, de la esperanza y la tranquilidad.

Amarillo

Es el color de la vitalidad, aunque también está ligado a la mala suerte. Los que eligen el amarillo son personas muy alegres y vivaces, a pesar de que en algunas circunstancias les gana el pesimismo.

Violeta

Define a las personas sensibles o empáticas. Quienes eligen este color suele coincidir ser individuos con personalidades cerradas o tímidas.

Marrón

Este color hace referencia a la sensitividad. Si el marrón está en tu primera elección sos una persona muy fácil de tratar.

Gris

El gris simboliza la ausencia de extremos y la falta de definiciones. Las personas que eligen este color son neutrales y hasta evasivas o temerosas del compromiso.

Negro

Es un color históricamente identificado con la muerte. Indica personalidades extremas y agresivas que no temen exponerse al peligro y son desafiantes en sus actitudes