Tras el furor por las monedas y billetes argentinos cuyo valor se multiplicó debido a errores de impresión, el mercado de la numismática se vio revolucionado por un nuevo descubrimiento.

Resulta que hubo al menos 3,2 millones de billetes de 1 dólar que fueron impresos con una insólita equivocación de la Oficina de Grabado e Impresión de Nueva York: sus denominaciones eran idénticas a otros que habían sido emitidos dos años antes, por su homónima de Washington.

De esta manera, se convirtieron en una rareza y los fanáticos pagan hasta U$150.000 por un solo par. Hasta el momento sólo se lograron juntar 9 pares, y los coleccionistas pagaron entre U$ 20 y U$ 150.000 por ellos.

De hecho, hasta se creó el “Proyecto Zegers/Winograd” con su correspondiente página web para conectar a todos aquellos que logren reunir los billetes coincidentes y facilitar así una compra, venta o intercambio a valores 14.900% más que su valor nominal.

Click to enlarge
A fallback.

Son todos los billetes de la Reserva Federal de Nueva York de la serie 2013 entre los números de serie B00000001 * -B00250000 * y B03200001 * -B09600000 *.

Los coordinadores del proyecto indican que es necesario que el número de serie termine con una estrella, el proyecto de ley debe tener un sello de la Reserva Federal “B”, y el billete debe decir “serie 2013″