La destacada empresa francesa de marroquinería Louis Vuitton, conocida por sus bolsos y valijas, organizó como cada año un desfile en París, donde sorprendió no solo por sus exquisitas creaciones, sino por la tendencia que marcaron sus famosas invitadas.

Celebridades de todo el mundo acudieron al gran evento de la moda por excelencia, y en especial las actrices Sophie Turner, Emma Stone y Julianne Moore, llamaron muchísimo la atención.

No solo por sus esplendorosos atuendos con la consigna del black & white que se propone para la indumentaria este año, sino porque coincidieron en un color de cabello poco habitual.

Asesoradas por los mejores estilistas, las protagonistas de Juego de tronos, La La Land y Siempre Alice, entre otros grandes films, optaron por un look pelirrojo que fue furor durante y después del evento.

Claro está que cada cual le dio su impronta, es decir, adecuó el tono a su color de piel, y combinó el atuendo a la perfección, que al ser negro y blanco dejó lucir al máximo la rojiza cabellera.

Fueron aclamadas por la prensa, por los críticos experimentados en el mundo de la moda y por el público que colmó las peluquerías del mundo para emular la exótica elección que en Latinoamérica llegará para darle un poco de calor a esta temporada de otoño-invierno.

Stone, deslumbró con una chaqueta militar con hombreras en punta y minifalda recta con sobrefalda de corte A. A eso le sumó botas de lluvia altas y una cartera a tono, de estilo acolchado.

Por su parte, Turner que está en la dulce espera eligió una camiseta blanca, vestido midi con tirantes y un top. Acompañó su outfit con una campera negra de terciopelo y sandalias.

Por último, la gran Moore lució un vestido-tapado negro con cintas horizontales, camisa blanca abotonada hasta el cuello, medias negras, botas de charol y una mini bag negra