Una persona invidente pudo recuperar la vista gracias a un implante de córnea artificial, fabricado por una empresa israelí que ha catalogado el logro como la clave para cambiar el rumbo de la ceguera en el mundo.

La startup CorNeat, logró devolver la vista a un anciano de 78 años de edad que llevaba una década sin poder ver. El implante llamado CorNeat KPro, tiene la función de reemplazar las corneas deformadas con cicatrices u opacificadas fusionándose con la pared del ojo.

Según una publicación en el Israel HaYom, los creadores de esta córnea artificial indican que la lente que compone al dispositivo se diseñó con el fin de integrarse al tejido ocular mediante una falda de nanotejido sintético patentado no degradable, que se coloca debajo de la conjuntiva.

El profesor Irit Bajar del departamento de oftalmología del centro médico Rabin Petah Tikva, dijo que el procedimiento pudo hacer que el paciente reconociera a su familia y hasta leyera algunas palabras.

Por su parte, el inventor de la córnea Gilad Litvin dijo que después de años de arduo trabajo, estar en la misma habitación del primer hombre que recibe una córnea artificial de este tipo fue algo “surrealista”.

Un hombre de 78 años recuperó la vista gracias al trasplante de córnea artificial

"Ver a un ser humano recuperar la vista al día siguiente fue electrizante y emocionalmente conmovedor había muchas lágrimas en la habitación", agregó.

Los integrantes de esta startup dijeron que esperan que esta manera de recuperar la vista sea pronto extendida por el mundo, incluso en lugares donde no existe una práctica de donación corneal.

Hasta el momento, un total de 10 pacientes están aprobados para el ensayo en el centro médico Rabin en Israel, con dos sitios adicionales planificados para abrir este enero en Canadá, y otros seis en diferentes etapas del proceso de aprobación en Francia, Estados Unidos y los Países Bajos.

"Nuestro primer ensayo incluye pacientes ciegos que no son candidatos adecuados para uno o más trasplantes de córnea, o que han fallado", dijo Aley-Raz en el comunicado