Apenas seis radares de barrido Sula, diseñados por la empresa rusa Radiofizika, serían suficientes para detectar todas las piezas de chatarra espacial que orbitan nuestro planeta, según el fabricante.

"Es un radar de banda S con alcance de hasta 6.000 kilómetros y cobertura de 180 grados, 360 grados de acimut. Para abreviar el cuento, seis radares así bastarían para localizar toda la chatarra [espacial] cerca de la Tierra", dijo  Alexandr Kuzin, director general adjunto de Radiofizika, que es la empresa rectora del grupo Almaz-Antey.

El nuevo radar, que Rusia ya promueve en el mercado internacional, es capaz de identificar un objeto del tamaño de un lápiz, de 10 centímetros de largo y uno de diámetro, a una distancia de 400 kilómetros, según el ejecutivo.

Otro rasgo singular de Sula, dijo Kuzin, es su estructura modular que permite variar la escala en función del tamaño de la antena en fase