Más de una cuarta parte de la biodiversidad del mundo desaparecerá para el año 2100 como resultado de los cambios en el clima y el uso de la tierra, alertó un grupo de investigadores australianos.

La investigación, de un equipo de la australiana Universidad Flinders y la Comisión Europea, publicada el sábado, utilizó una nueva herramienta para realizar un modelo sin precedentes de la pérdida de especies interconectadas.

Los investigadores encontraron que las extinciones en cascada son inevitables y llevarán a la Tierra a perder el 10 por ciento de su flora y fauna para el 2050 y el 27 por ciento para el 2100, concluyendo que el mundo está en medio de su sexta extinción masiva.

Mediante el uso de una de las supercomputadoras más poderosas del mundo, el ecologista Corey Bradshaw, de la Universidad de Flinders, y Giovanni Strona de la Comisión Europea y la Universidad de Helsinki, crearon una Tierra virtual para evaluar las trayectorias de extinción.

Biodiversidad

"Los niños nacidos hoy que vivan hasta los 70 años pueden esperar presenciar la desaparición de literalmente miles de especies de plantas y animales, desde las diminutas orquídeas y los insectos más pequeños, hasta animales icónicos como el elefante y el koala", dijo Bradshaw en un comunicado de prensa.

Es la primera vez que un modelo de este tipo incorpora coextinciones, es decir, especies que se extinguen porque otras especies de las que dependen también desaparecen.

"Piense en una especie depredadora que pierde a su presa por el cambio climático. La pérdida de la especie presa es una extinción primaria porque sucumbió directamente a una perturbación. Pero sin nada que comer, su depredador también se extinguirá", explicó Bradshaw.

Según el científico, "un parásito que pierde a su huésped debido a la deforestación, o una planta con flores que pierde sus polinizadores porque hace demasiado calor. Cada especie depende de otras de alguna manera"

Xinhua-NA NA