Los científicos Hugo Zeberg y Svante Paabo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, revelaron que la gravedad del Covid-19 está relacionada a las variantes genéticas de cada persona, además de los factores de riesgo.

Según este curioso hallazgo, no sólo la edad avanzada, los trastornos graves de salud mental o la diabetes, hacen a las personas más o menos sensibles al coronavirus, sino también la herencia genética por parte de los neandertales.

Los neandertales u hombres de Neandertal son una especie extinta del género Homo que habitó en Europa, Próximo Oriente, Oriente Medio y Asia Central, entre 230 mil y 40 mil años antes de Cristo, durante el final del Pleistoceno medio y casi todo el superior.

El informe científico publicado recientemente en la Academia Nacional de la Ciencias de Estados Unidos, demuestra que la herencia genérica de los neandertales protege contra la enfermedad grave en la pandemia actual de SARS-CoV-2. La misma está presente en las poblaciones de Eurasia y las Américas en frecuencias portadoras que a menudo alcanzan y superan el 50%.

Está presente en las poblaciones de Eurasia y las Américas en frecuencias portadoras que a menudo alcanzan y superan el 50%

"Demostramos que un haplotipo en el cromosoma 12, que está asociado con una reducción de aproximadamente el 22% en el riesgo relativo de enfermarse gravemente con Covid-19 cuando se infecta por el SARS-CoV-2, se hereda de los neandertales", explica el estudio.

Este haplotipo está presente en frecuencias sustanciales en todas las regiones del mundo fuera de África, lo que podría explicar por qué nativos del continente son mucho más propensos a sufrir una enfermedad grave por coronavirus.

Ocurre porque los neandertales, que se extinguieron hace unos 40 mil años, se llegaron a cruzar con los humanos modernos en Europa y Asia, pero no con los africanos.

Investigadores de este Instituto ya habían demostrado en 2020 que un factor de riesgo genético importante para el Covid-19 severo, se hereda de los neandertales.

El nuevo descubrimiento concluye en que la mitad de las personas fuera de África son portadoras de una variante genética neandertal que reduce hasta en un 22% el riesgo de necesitar cuidados intensivos por Covid-19