Un desopilante episodio tuvo lugar en el distrito de Guadalupe, ubicado en la provincia peruana de Pacasmayo, y no sólo fue registrado sino que se hizo viral, y quedará grabado en la retina de millones de internautas.

Todo comenzó cuando una adolescente decidió escapar de su casa para ir al boliche con su grupo de amigos, sin considerar la posibilidad de que alguien de su familia la fuese a buscar.

Así fue como pasó, mientras estaba en el mejor momento de la velada, su madre arribó al local bailable con cinturón en mano. La bajó del escenario y la fue azotando por el camino, en lo que fue una bochornosa salida.

Hasta ahí no sería gran problema, si no por el triste detalle de que en el siglo XXI, tener un celular con cámara es tan normal como peligroso.

Inmediatamente, los presentes comenzaron a filmar el suceso y a publicarlo en redes sociales, donde se expandió de manera viral.

Uno de ellos logró filmar a la joven cantando arriba del escenario, con apariencia de estar pasada de copas, y el momento en que su madre la sacaba del lugar “a los cintazos”.

Las imágenes de la chica “rebelde” enfundada en su diminuto vestido blanco, llegaron a los medios de comunicación y traspasaron las fronteras.

Generaron todo tipo de comentarios en redes sociales; en su mayoría de adultos que vivieron esa experiencia en la adolescencia como algo habitual, defendieron el castigo físico.

Otros criticaron la paliza, considerando que podría generar un daño psicológico irreversible en la chica, agravada por la viralización de los videos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: La NASA, un poroto: albañil convirtió una carretilla en moto y el video estalló en las redes