Cuando se iban a trabajar, los dueños de cinco perritos solían dejar bien cerrada una reja que dividía la casa en dos, para que pasaran el día de un solo lado y no hicieran descontrol en el otro.

Sin embargo, cada vez que volvía, descubrían a uno de ellos del lado equivocado del hogar, sentado muy plácidamente en un sillón “prohibido”.

Ni Mary Warwick, de 30 años, ni Scott Warwick, de 38, entendía cómo podía ser que la perrita salchicha saltara la verja en su ausencia.

Les llamaba poderosamente la atención, porque cuando estaban en casa, Darcie no podía hacerlo por sus propios medios.

Así fue que decidieron colocar cámaras ocultas en la cocina, para resolver el misterio, y al revisarlas comprendieron lo que estaba pasando.

Resultó ser que la más pequeña de la familia, una traviesa cachorra de tres años, había estado utilizando a su hermano de mayor tamaño, un pitbull llamado Benson, como escalera para saltar hacía el otro lado.

Todo esto ocurría con el consentimiento y acompañamiento de los otros integrantes del clan, dos salchichas y lo que parecería un bulldog francés, a quienes se los ve muy divertidos con la travesura de Darcie.

La desopilante escena dejó boquiabiertos a los amos, quienes no dudaron en compartirla en redes sociales.

Allí los seguidores ovacionaron el gran trabajo en equipo de los perritos “descarados”, la complicidad y el cariño que se tienen. “Pobrecito lo agarran de escalera”, bromeaban algunos.

“Estos perros no conquistan el mundo porque no quieren”, “resultaron ser escapistas muy inteligentes”, comentaban los usuarios en redes sociales sobre la insólita proeza.

El clip que cosechó cientos de miles de visualizaciones, demostró la cooperación de los animales a la hora de resolver problemas y que muchas veces, el tamaño no tiene nada que ver con la valentía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hizo un asado para sus 10 perros por el cumple de la más viejita: ¡Mirá el tierno video!