Investigaciones científicas aseguran que vas a dormir menos esta noche. No importa el cansancio que acumules, tu ciclo del sueño podría verse afectado. Es que se viene un fenómeno astronómico conocido como la Luna de Nieve que promete impactar en nuestro organismo.

Investigadores de la Universidad de Washington, la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina y la Universidad de Yale, realizaron un estudio de sueño sobre casi 600 personas de diferentes lugares, con y sin energía eléctrica, para entender cómo influía la luz lunar.

Durante un período de tres años utilizaron monitores de muñeca para rastrear los hábitos de sueño de 98 residentes de la comunidad Roba/Qom, y de 464 estudiantes universitarios del área de Seattle, con resultados sorprendentes. Descubrieron que “los cambios en la duración y el inicio del sueño a lo largo del ciclo lunar se parecieron”.

“Los resultados sugieren fuertemente que el sueño humano está sincronizado con las fases lunares independientemente del origen étnico y sociocultural y del nivel de urbanización”, escribieron los investigadores.

Los efectos estaban relacionados con qué tan temprano salía la luna, lo que determinaba qué tan temprano alcanzaría la iluminación máxima y cuánta luz de la luna estaría disponible en las horas posteriores a que el sol se acostara. La luz adicional atraía a la gente a quedarse despierta más tarde.

La Luna de Nieve ocurrirá este sábado y podrá apreciarse durante toda la noche. Se trata de la segunda vez que podrá verse en su máximo esplendor al satélite natural de la Tierra en 2021. Se hará visible cuando refleje luz en su totalidad y se va a ubicar en el lado opuesto de la Tierra y el Sol.

Se la denomina de esa forma porque coincide con las nevadas más fuertes en el hemisferio norte. El nombre se lo otorgaron algunas tribus nativas de Norteamérica. Fue un símbolo de la fertilidad y de lo femenino.

Debido a la brillantez atípica que presentará esta noche, se prevé que pueda afectar el patrón de sueño de los seres humanos independientemente de si estén en una habitación totalmente cerrada o a oscuras.

Los expertos también postularon que podría tener algo que ver con la gravedad. Si bien la diferencia en la atracción gravitacional que impulsa la marea de la luna nueva y la luna llena es “indistinguible”, la luna llena atrae por la noche.

“Esto plantea la posibilidad de que la gravedad de la luna pueda tener un efecto específico sobre el sueño en la hora del día”, concluyeron los autores del estudio