La empresa desarrolladora de Sophía, el robot humanoide que fue presentado en el 2016 y que ganó gran popularidad bromeando con tener un “plan para dominar la raza humana” y “destruirla”, pretende producir en masa varios de sus modelos para finales de este año.

La estadounidense Hanson Robotics, con sede en Hong Kong (China), indicó que cuatro de sus modelos de robots, incluida Sophía, comenzarán a salir de las fábricas en el primer semestre de este año, justo cuando los investigadores predicen que la pandemia abrirá nuevas oportunidades para la industria robótica.

El director ejecutivo de la empresa, David Hanson, prevé que en el contexto de la pandemia, el mundo "necesitará cada vez más automatización para mantener a las personas seguras".

También cree que las soluciones robóticas para la pandemia no se limitan a la atención médica, sino que también podrían implementarse en sectores como el comercio minorista y las aerolíneas.

De hecho, este año la empresa lanzará el robot 'Grace', desarrollado exclusivamente para el sector de la salud.

Sophía y otros modelos de Hanson Robotics son "únicos por ser tan parecidos a los humanos", señaló Hanson. "Eso puede ser muy útil en estos tiempos en los que las personas se sienten terriblemente solas y socialmente aisladas", agregó el empresario, quien pretende vender "miles" de robots este año.

Por su parte, Johan Hoorn, profesor de robótica social en la Universidad Politécnica de Hong Kong que tomó parte en el desarrollo de Sofía, dijo que, aunque esta tecnología todavía se encuentra en sus etapas iniciales, la pandemia de coronavirus podría acelerar la llegada de los robots al mercado, "porque la gente empieza a darse cuenta de que no hay otra opción"