Uno de los fiscales del juicio por el crimen de María Marta García Belsunce solicitó hoy que Nicolás Pachelo, principal acusado del homicidio de la socióloga, sea imputado por un robo ocurrido en 2017 en un barrio privado de la localidad bonaerense de Ituzaingó, y calificó "metafóricamente" al exvecino del country Carmel como "La Garganta del Diablo" por sus constantes "mentiras".

Es que, además del crimen de María Marta, Pachelo está siendo juzgado, junto al golfista Matías Marasco (43) y al caddie Iván Martínez (33), por una serie de 10 robos a casas de country del Gran Buenos Aires. Precisamente, por el robo a la vivienda del empresario Emiliano Alcaide del barrio Pingüinos de Ituzaingó está como acusado solamente Marasco, pero ahora los fiscales del juicio pidieron que también se lo impute a Pachelo.

En su declaración como testigo, Alcaide, junto a sus dos jardineros y su empleada doméstica, indicaron que un hombre, que señalaron que era Marasco, ingresó al jardín de su propiedad y le sustrajo objetos de valor.

Los cuatro testigos coincidieron en que, junto al asaltante, había un segundo hombre que lo esperaba “casi escondido” sobre unos pinos que delimitaban la propiedad.

Si bien ninguno de los testigos vinculó en su declaración a Pachelo, el Ministerio Público pidió introducir en el debate una nueva prueba fílmica que vincularía a Pachelo con ese robo.

El fiscal Andrés Quintana tomó la palabra en el inicio de la audiencia y les habló a los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin y les dijo, sin dudar, que Pachelo “volvió a mentirles en la cara”.

“Pachelo declaró y creemos que nuevamente los miró a los ojos y les mintió en la cara. Cada vez Pachelo abre la boca, miente; tiene una cataratas de mentiras, metafóricamente, Pachelo tiene ´la Garganta del Diablo'”, expresó el fiscal, antes de ser llamado su atención por el juez Rossi por el adjetivo calificativo que dio sobre el imputado. Al escuchar esa frase, la abogada defensora Raquel Pérez Iglesias chasqueó sus dedos dirigiéndose al tribunal para así tomar la palabra, por lo que también fue corregida por el juez Ecke.

Pasado ese tramo, Quintana retomó su palabra y señaló que “siempre las mentiras de Pachelo tenían a una situación puntual, que era mejorar su situación procesal. Intentó mejorar la situación de Marasco y de (Iván) Martínez, al decir que robaba solo”.

Pero el fiscal sostuvo que, ante la declaración de Alcaide y sus empleados, al Ministerio Público le llamó la atención la presencia de Pachelo ya que era una causa que no lo vinculaba.

Alcaide denunció que en ese hecho le robaron 250 mil dólares, entre billetes nacionales y extranjeros y cheques de sus empresas. Fue así que el propietario de un lote en el country Pingüinos ofreció las filmaciones de seguridad del día del hecho (19 de julio de 2017), donde se logró determinar que la persona que ingresó con Marasco se dirigió hacia la administración del barrio privado y preguntó específicamente por el lote en donde vivía la víctima del robo.

Fue allí que la fiscalía exhibió dos filmaciones en donde primero se ve a la camioneta Dodge RAM negra de donde desciende Marasco y que su acompañante se dirigió en dirección contraria, hacia la entrada.Otro de los videos sitúa a un hombre, vestido de zapatillas negras, pantalón de joggin gris, campera y gorra oscura, ingresar a la administración, y otra caminando juntos.“Esa persona no es más ni menos que Nicolás Pachelo”, afirmó Quintana, y solicitó que exhiba sus zapatillas y que sean secuestradas como prueba.

Además, solicitó que se disponga el trasladado el próximo jueves 22 desde la Unidad 9 de La Plata del Servicio Penitenciario Bonaerense, donde se encuentra alojado, a la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Pilar para ser indagado por este hecho.

La abogada Pérez Iglesias denunció que la intención de la fiscalía de que su defendido regrese descalzo al penal “es una caza de brujas” y que es para “desmoronarlo emocionalmente”.

“Nos toma por sorpresa como todo en este debate. Es ver cómo se provoca a la defensa audiencia por audiencia. Primeramente deberíamos tomar conocimiento de qué hecho se trata y tener elementos de juicio”, expresó la letrada.

Para finalizar, el juez Ecke dijo que el tribunal definirá en un cuarto intermedio si el hecho será tratado en el presente debate público o si da intervención a la UFI de Pilar. (Télam)