Elizabeth Lindsay, de Escocia, reveló cómo la amante de su pareja, que no sabía que él estaba casado en ese momento, le mandó galletas para celebrar el primer aniversario desde que descubrieron el hecho.

En un video viral de TikTok, que recibió más de 165.000 visitas, Elizabeth explicó cómo las dos mujeres se unieron desde entonces, tras enterarse de las mentiras y la aventura del hombre.

Al abrir el regalo de la “otra mujer”, reveló una caja de galletas burlándose de su ex, incluida una que decía “perdón por tener sexo con tu marido”.

En el clip, Elizabeth recordó cómo su pareja les mintió a ambas mujeres durante la aventura usando un nombre falso, antes de que finalmente lo atraparan.

“Es el aniversario de la partida de mi esposo, así que la señora, que estaba teniendo una aventura con él, no sabía su nombre real y estaba siendo abusada mucho por él, me dio un regalo”, contó.

Sostuvo la primera galleta que tenía la forma de un pene pequeño y sonriente, con el nombre 'SlyBry' escrito en glaseado, que explicó que era el apodo de su ex. “Este es su apodo, modificado un poco”, dijo entre risas.

Otra galleta tenía la forma de un iPhone, sostenida en la mano de una mujer con las palabras “eres tan sombrío”, escritas en glaseado negro.

Elizabeth explicó: “La noche que lo atrapé con los asuntos y finalmente tuve pruebas y estaba hablando con la chica, él me atrapó hablando con ella y empujaba la puerta gritándome y llamándome ‘turbia’, diciendo que era un ser sombrío, bueno, ¿quién es el sombrío?”.

Desde entonces, las dos mujeres entablaron una amistad poco probable por la que los usuarios de TikTok las felicitaron: “Mujeres que apoyan a las mujeres... con el mejor sentido del humor humanamente posible”.

Otro se preguntó qué habrán pensado en la tienda de galletas, al recibir el desopilante pedido: “Solo puedo imaginar a la persona a la que ordenó esto de estar tan confundida y divertida”.

Y justamente la empresa que hizo las galletas, Rude Cookies, con sede en Glasgow, manifestó en Instagram su apoyo a las dos mujeres, escribiendo: “¡Qué historia tan enriquecedora, más mujeres deberían ser así!”