Los pilotos de un avión comercial y otro militar, avistaron el pasado 30 de julio un OVNI (Objeto Volador No Identificado) “color verde brillante”, cerca de la costa atlántica de Canadá.

El Gobierno de Canadá publicó un informe del incidente, que también se registró en la base de datos de la Fuerza Aérea, con datos concretos del objeto que “voló en una nube y luego desapareció. Sin impacto en las operaciones”.

Eso había reportado la aeronave comercial, mientras que desde las Fuerzas Armadas canadienses notificaron que el piloto del avión militar, que tranporta suministros, aumentó la altitud en 300 metros, probablemente buscando desviar el objeto u obtener una mejor vista.

“Voló en una nube y luego desapareció. Sin impacto en las operaciones”.

El vuelo comercial llevaba pasajeros de Boston a Amsterdam, mientras que el militar tenía como destino una base en Colonia, Alemania, desde Ontario.

Las autoridades aseguran que el objeto no supuso ningún riesgo para ambos aviones y que podría tratarse de un meteoro, dado que el avistamiento había tenido lugar durante las primeras etapas de la lluvia de meteoros de las Perseidas.

A diferencia de los Estados Unidos, en Canadá los datos de observación siguen siendo confidenciales y probablemente nunca lleguen al público, como es de esperar cuando se trata de datos militares.

Fuerza Aérea Canadá