La historia de un hombre que asegura tener “sexo alucinante” con su madre, está dando la vuelta al mundo y recientemente se viralizó en redes sociales, aunque comenzó hace algunos años atrás.

Con la evolución de la humanidad, lo que antes era tabú, hoy pasa a ser moneda corriente. Casos como el poliamor, por ejemplo, son cada vez más visibilizados y aceptados, como el modelo brasileño que convive con sus 9 esposas, o la nena que tiene tres papás.

Una relación sentimental puede surgir de mil maneras diferentes, y con el tiempo, naturalizarse. Así ocurrió con Ben Ford, cuando conoció por primera vez a su madre biológica Kim West.

En 2013, el estadunidense de 29 años de edad había comenzado a buscar a la mujer que lo había parido. En aquel entonces su esposa lo ayudó a rastrearla hasta que descubrieron que vivía en el Reino Unido.

Al año siguiente Ben viajó a conocerla, sin sospechar que le generaría sensaciones muy distintas a las que seguramente esperaba.

En el emotivo reencuentro, ella le contó que era una universitaria de 19 años con muchos planes por delante, cuando quedó embarazada, y que había decidido darlo en adopción, convencida de que estaría en mejores manos.

Así fue que lo entregó a otra familia y se instaló en otro continente donde construyó su vida. Jamás pensó que volverían a verse y mucho menos, a enamorarse.

En una entrevista con The New Day, ambos contaron que al momento de conocerse sintieron una conexión muy fuerte, corporal, pero decidieron obviarla.

Se vieron varias veces, se enamoraron y tras el primer encuentro cercano hicieron un gran descubrimiento: “Esto no es incesto, es Atracción Sexual Genética. Somos como dos gotas de agua y estamos destinados a estar juntos”.

Al ver que la relación se iba afianzando, Ben tuvo que sincerarse con su esposa Victoria, y lo hizo con lujo de detalles.

“Cada vez que tengo sexo contigo desde que conozco a mi madre, me imagino que es ella la que me está besando, sino no puedo hacerlo”, le reveló.

Así, quedó libre para darle rienda suelta a su amor por Kim, con quien decidieron recientemente salir de la clandestinidad para hacer una vida normal de pareja en Michigan, y hasta planean tener hijos.

“Sé que la gente va a decir que somos repugnantes, que debemos ser capaces de controlar nuestros sentimientos”, admitió la mujer que actualmente tiene 57 años de edad.

Sin embargo, consideró que “cuando uno es golpeado por un amor que te consume, estará dispuesto a renunciar a todo por él”.

“Hay que luchar por él. Es una oportunidad única y algo a lo que Ben y yo no estamos dispuestos a renunciar” aseguró, cansada de que los llamen “los amantes imposibles”.

Lo cierto es que aseguran tener un “sexo alucinante”, un fenómeno que puede darse en uniones entre hermanos, primos y padres e hijos biológicos cuando se reencuentran después de mucho tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Se lo llevó de las orejas: Abuelo bailaba cuarteto con otra mujer y la reacción de su esposa se hizo viral, ¡Mirá el video!