Los medicamentos ambulatorios aumentaron un 28,6% en el primer semestre del año, por encima de la inflación que se ubicó en un 25,3% para ese período, según datos de la Unión Argentina de Salud.

Según advirtió la entidad, en medio de la pandemia de coronavirus, la suba interanual de los medicamentos escaló a 62,6%, con lo que superó en más de doce puntos al Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por el INDEC para ese lapso.

El reporte puntualizó que, entre los medicamentos de uso común, de venta bajo prescripción, el mayor incremento fue para el enalapril, con un 93,8%; seguido por la levotiroxina con 86% y el salmeterol con un 85,59%.

Además, un anticonceptivo (drospirenona/etinilestradiol) trepó un 86,94% y una crema antibiótica de uso pediátrico saltó un 153%. "Sólo desde marzo a julio de este año, un spray nasal de cloruro de sodio de uso pediátrico aumentó un 21,9%", remarcó.

"Existe una gran dispersión de precios. Los productos que más aumentan son los recetados más usados, con picos de hasta el 39%", indicó el informe de la entidad. En ese sentido, sostuvo que "más aún aumentaron los medicamentos utilizados en internación", con un 37%.

"El precio de los medicamentos de alto costo, regido sobre todo por el precio del dólar, se mantuvo por debajo de la inflación, con un promedio general de aumento de 20,5%", destacó el análisis.

Además, advirtió que los incrementos en los precios de los medicamentos "están teniendo una creciente incidencia en los costos de la salud".

"Mientras que en 2019 el gasto en medicamentos comprendía el 20% del gasto total, en 2021 ya constituye el 28%, superando al gasto en internación y cirugías y tomando una parte importante del gasto en atención ambulatoria", señaló.

Así, el sondeo subrayó que "tiene como consecuencia el deterioro del sistema y la pauperización de los profesionales y trabajadores de la salud". MBE/PT NA