A pesar de ser un año atípico de aislamiento social y cuarentenas, el cielo, esa bóveda imaginaria en la que se mueven los astros, ofreció espectáculos que asombraron y cautivaron, no solo a quienes les apasiona la astronomía, sino también a quienes en sus casas alistaron sus telescopios y se animaron a ser testigos de estos fenómenos.

El calendario astronómico del año que termina dejó sucesos memorables, como la aparición del brillante cometa Neowise, la lluvia de las estrellas fugaces de las Gemínidas, la conjunción de Júpiter y Saturno y una luna azul en Halloween, entre otros. Y una gran cantidad de estos fenómenos asombrosos también podrá verse en este 2021.

Conjunción Venus-Júpiter (11 de febrero)

Los dos planetas más brillantes de nuestro cielo harán una danza celeste que les permitirá ser muy visibles, incluso desde un telescopio de jardín.

El mejor momento para ver a este par será entre 20 y 30 minutos antes del amanecer. Los habitantes del hemisferio sur podrán ver el evento con claridad debido a que los planetas se ubicarán más lejos del sol.

Una gran cantidad de estos fenómenos asombrosos también podrá verse en este 2021

En este fenómeno, ambos planetas se han venido aproximando cada vez más entre sí. Recordemos que estos se encuentran a distancias muy diferentes: Júpiter se encuentra aproximadamente a unos 890 millones de kilómetros de la Tierra, mientras que Saturno se encuentra a 1620 millones de kilómetros (estas distancias varían debido a que las órbitas de los planetas son elípticas).

Cuatro mundos se agrupan (9 y 10 de marzo)

Mercurio, Júpiter y Saturno, acompañados de una luna creciente, aparecerán en una alineación casi perfecta. En el cielo, cada uno aparecerá como un punto brillante. Júpiter será el más brillante y Mercurio el menos visible.

Con binoculares, los interesados podrán detectar las cuatro lunas más grandes de Júpiter. Con el telescopio, los observadores podrán ser testigos de los anillos de Saturno.

Mercurio, Júpiter y Saturno, acompañados de una luna creciente, aparecerán en una alineación casi perfecta

"Luna de sangre" (26 de mayo)

En el 2021 también se podrá presenciar el evento astronómico que ocurre cuando el sol, la Tierra y la luna se alinean con tal precisión que la sombra del planeta tierra cubre completamente la cara de la luna, generando así un eclipse total de este satélite natural.

En el eclipse, la luz no llega directamente a la luna, sino que parte de esta luz es filtrada por la atmósfera, proyectándose sobre el satélite los colores rojizos y anaranjados, que varían de acuerdo con la cantidad de polvo presente en la atmósfera terrestre.

Lluvia de meteoros de las Perseidas (12 y 13 de agosto)

A mediados de agosto, el planeta viaja por una nube de escombros que es despedida por el cometa Swift-Tuttle, generando una ráfaga de estrellas fugaces, mientras que, al mismo tiempo, en la atmósfera superior arden pequeños meteoros.

A mediados de agosto, el planeta viaja por una nube de escombros que es despedida por el cometa Swift-Tuttle

En un año normal, pueden producir hasta 60 estrellas fugaces por hora. Sin embargo, el 2021 parece ser prometedor ya que se presentará un pico de la lluvia que coincidirá con un cielo oscuro y una delgada luna creciente. Para hacer la observación de este fenómeno se aconseja buscar un lugar con poca contaminación lumínica.

Eclipse solar total (4 de diciembre)

En el 2021 habrá un eclipse solar total en la Antártida. En países como Argentina, Sudáfrica y Chile podrá verse un eclipse parcial. Es decir, uno en el que solo una parte del sol será cubierta.

El 4 de diciembre habrá un eclipse solar total en la Antártida

Este fenómeno astronómico, que es poco frecuente debido a que la alineación del planeta, el sol y la luna debe ser exacta, se produce cuando la luna oculta al sol, visto desde el planeta Tierra.

Debido a que mirar directamente al sol puede causar daños permanentes en la vista, para observar este fenómeno se recomienda utilizar protecciones oculares o técnicas de visión indirecta