Según un estudio de la Universidad de Brown y el Advanced Baby Imaging Lab de Rhode Island Hospital, los niños nacidos durante la pandemia por coronavirus tienen un rendimiento verbal, motor y, en general, cognitivo, significativamente reducido en comparación con los niños nacidos anteriormente.

Los investigadores compararon las puntuaciones cognitivas de infantes nacidos en 2020 y 2021 con los nacidos en la década anterior.

No buscaban las afectaciones del covid-19, sino las que pudieron haberse derivado del estrés de los padres por el miedo a la infección, la posible pérdida del empleo, el embarazo y sus consecuencias en pandemia, y por los desafíos que implica trabajar desde casa mientras se ocupan del cuidado de los niños.

También hasta el uso de barbijo pudo haber sido un factor determinante en el desarrollo de los bebés, ya que así estos eran menos capaces de entender y aprender las señales faciales.

Con respecto a su coeficiente intelectual, indicaron que los nenes y nenas de tres meses a tres años, se redujo alrededor de 100 en la década anterior a la pandemia, quedando en 79 en este período.

Encontraron que los niños, mayormente varones, de familias con mayor vulnerabilidad socioeconómica, fueron los más afectados.

“No es sutil en absoluto. Por lo general, no observamos cosas así, fuera de los principales trastornos cognitivos”, indicó el pediatra Sean Deoni, autor principal del estudio.

Y agregó: “Si bien la caída en el coeficiente intelectual a edades tempranas no garantizará que los niños sean menos inteligentes en la vida posterior, la capacidad de corregir el rumbo se reduce a medida que el niño crece”.

El análisis se pudo hacer debido a que desde 2009 la universidad de Brown desarrollo el estudio Resonance sobre salud infantil y desarrollo neurológico hay que sean inscripto continuamente niños the road island de entre cero y 5 años de edad, con un seguimiento durante toda la niñez y adolescencia.

En el reporte de su estudio publicado en medRxiv, manifestaron “preocupación sobre cómo estos factores así como las oportunidades educativas pérdidas y la interacción la estimulación y el juego creativo reducidos con otros niños podrían afectar el desarrollo neurológico del niño”