Desde la disposición del gobierno nacional para evitar contagios masivos por coronavirus, la educación, que acababa de comenzar su ciclo lectivo, tuvo que reformular su metodología, y adaptarse a las diversas realidades de cada uno de los chicos en edad escolar.

Esto implicó la creación de nuevas plataformas de estudio, de confección de materiales didácticos virtuales, mientras que el Ministerio que encabeza Nicolás Trotta dedicó parte de su presupuesto en la impresión de cuadernillos con actividades para cada una de las materias, divididas por niveles.

Sin embargo, los especialistas dan su visión sobre esta readecuación educativa por la pandemia que acecha al mundo. Cecilia Sagol, quien es especialista en educación a distancia, afirmó que "queda muy claro que el acceso a la tecnología es un derecho, en este caso, a la educación".

En ese sentido, la también Licenciada en Letras indicó que "el acceso a dispositivos y conectividad tiene que ser una meta y un objetivo a llegar, porque es una fórmula que garantiza el derecho a la educación".

Cecilia Sagol

En congruencia con ello, sostuvo que, a la hora de educar, hay dos ejes a tener en cuenta: "las limitaciones que existen porque no hay profesores alfabetizados digitalmente y la conectividad mixta, intermitente, que tienen chicas y chicos en sus hogares".

"En las casas, la mitad de los chicos tienen conectividad en general, en todo el país, menos en el NOA y NEA y más en capital. Los chicos tienen conectividad por celular, pero quienes viven en barrios más populares tienen un uso más inestable del celular, lo comparten", subrayó la especialista.

"Es imposible convertir una casa en una escuela pero se trata, en la medida de lo posible en este contexto, de tratar de recortar un espacio, un lugar, un tiempo para hacer las cosas de la escuela. Es una especie de capacidad de organizarse que comienzan a adquirir los chicos", indicó Sagol.

“Hoy queda como enseñanza que el acceso a la tecnología, y que las chicas y chicos tengan por lo menos una computadora en la escuela y su casa, es un acceso al derecho a la información, y hoy, en este contexto de pandemia, es un acceso al derecho a la educación", dijo la especialista, que afirmó que “este aspecto habrá que trabajarlo muy fuerte".

Finalmente, consideró que "lo más importante es que no se corte el vínculo escuela, docentes y estudiantes" y solicitó "motivar la educación no formal a partir de la computadora: que los chicos aprendan a programar, a editar videos, a escribir cuentos animados, que encuentren un espacio de creatividad para estar en la casa, que va a repercutir en los objetivos de la escuela"