El mexicano Édgar Vivar, mejor conocido como el Señor Barriga, bajó 100 kilos y dejó boquiabiertos a todos con su nueva imagen. El acto, quien también se hizo famoso con su papel de Ñoño en la serie El Chavo del Ocho, tuvo un radical cambio de aspecto y se volvió viral en las redes sociales.

El sobrepeso lo llevó a la fama, pero también le generó complicaciones en su salud. Por dentro, Vivar quería un cambio en su estilo de vida y en 2008 decidió apostar a una transformación que lo ayudó a estar mejor. Su cambio asombró a los usuarios, que no pararon de felicitarlo.

Se sometió a una cirugía bariátrica que le ayudó a adelgazar, aunque también tuvo que implementar una alimentación más saludable y actividad física.

En una entrevista el actor explicó: “Comía desaforadamente y con seguridad había un hueco afectivo que quise llenar con comida. Hoy me siento sano, ligero, y puedo bailar y cantar en el escenario”.

Respecto a cómo afecto eso su salud, mencionó: “Tuve dos tromboembolias, entre otros problemas, ese riesgo latente implicaba un mayor peligro de alguna manera para la operación”.

“Fui coqueteado por muchos médicos para hacerme esta operación. Había que terminar con esta situación porque ya estaba sumamente mal, así que las cosas se fueron dando”, comentó agradecido del cambio interno y externo.