La Jarosita es un mineral común en Marte, pero llamativamente restos de él fueron encontrados en la Antártida, en una profundidad de más de 1.000 metros en el hielo.

En el 2004, la jarosita, que tiene un aspecto amarillo amarronado, fue hallada por primera vez en Marte, sin embargo, en la Tierra nunca se había visto un ejemplar. En ese entonces, llamó la atención de los científicos, ya que para formarse, este mineral necesita de hierro, potasio, sulfato, condiciones ácidas y agua.

Piedra Jarosita

Según lo que se pudo estimar hasta el momento, las condiciones de formación del mismo en la Antártida habrían sido a partir del polvo atrapado en depósitos de hielo antiguos. Según Giovanni Baccolo, geólogo de la Universidad de Milán-Bicocca, uno de los científicos que realizó el hallazgo, no esperaban encontrar este mineral.

"Es solo el primer paso para vincular el hielo antártico profundo con el medio ambiente marciano".

Cabe destacar que, en Marte, la jarosita aparece en depósitos de metros de espesor. "Marte es un lugar polvoriento, todo está cubierto de polvo", dijo Baccolo y añadió que "más ceniza favorecería la formación de más jarosita en las condiciones adecuadas".

Según el geólogo de la Universidad de Milán-Bicocca, éste "es solo el primer paso para vincular el hielo antártico profundo con el medio ambiente marciano"