Un hombre conducía hacia el trabajo, cuando por casualidad vio un automóvil catapultarse sobre la banquina y estrellarse en la ruta, unos metros y segundos antes de que él pasara por ese preciso lugar. El hecho ocurrió a principios de esta semana en Yuba City, California, y quedó registrado.

Milagrosamente, la mujer detrás del volante escapó con solo heridas leves. La Patrulla de Caminos que intervino en el caso, no quiso brindar detalles sobre el origen del accidente.

Antes de lanzarse desde la banquina, la conductora en cuestión se había involucrado en un accidente de atropello y fuga. Parecía estar conduciendo mucho más rápido de lo que permitía la zona, y en sentido contrario por la autopista 99, saliendo de una rampa de entrada.

“Vinieron volando. Aquí hay un giro a la izquierda muy duro. No pudieron hacer ese giro, simplemente siguieron recto y literalmente volaron sobre todo el paso elevado. Parece que prácticamente enhebraron la aguja entre los cables eléctricos”, expresó el testigo del hecho.

También destacó que las cosas podrían haber sido mucho peores para todos los involucrados. La mujer podría haber resultado gravemente herida, o cortar los cables dejando a la comunidad entera sin electricidad