Las impactantes imágenes de un hombre dado por muerto en Shanghái, dieron la vuelta al mundo y reavivaron todo tipo de teorías conspirativas.

La gigantesca ciudad china, motor de la economía nacional, estuvo bajo un estricto confinamiento desde principios de abril, cuando comenzó a ser azotada por un nuevo brote de covid-19.

Con el descenso de los contagios, las autoridades suavizaron las restricciones, pero este fin de semana los hospitales y las morgues continuaban saturados.

En ese contexto, se viralizó una video que podría dar cuenta de esta situación. Un escalofriante episodio fue registrado a la salida de una morgue, cuando los camilleros estaban a punto de subir un cadáver al auto que lo transportaría hacia el crematorio.

Según se pudo saber, se trataba de un adulto mayor que había sido dado por muerto a causa del coronavirus. Mientras los trabajadores sanitarios realizaban el traslado, uno de ellos observó que algo se movía dentro de la bolsa mortuoria.

Le pidió a su compañero que revise, y este constató que, efectivamente, el hombre parecía estar vivo.

En un principio, ante el estupor de lo que estaban viendo, volvieron a cubrir a la persona para llevarla de regreso a la morgue.

Luego, según tradujo Mundo en Conflicto, el medio que compartió en Twitter una de las grabaciones, se escucha a otro de ellos decir: “Está vivo. ¡Está vivo! Lo vi. ¡No lo cubras más!”.

Los operarios que se encargarían de llevar al cuerpo a incinerar, lo redirigieron hacia el hospital donde los médicos lograron estabilizar su infección por covid-19 y finalmente salvarle la vida.

Las autoridades chinas tomaron conocimiento de lo ocurrido e iniciaron una investigación. Por su parte, la residencia donde vivía el anciano, salió a disculparse públicamente por lo sucedido.

El hecho abrió nuevamente el debate por la posibilidad de que en la vorágine de una nueva ola de contagios, el personal sanitario extenuado por trabajar a destajo durante más de dos años, pueda cometer estas “equivocaciones” con un incontable número de personas en cualquier parte del mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: La dieron por muerta, y mientras la sepultaban golpeó el ataúd; la hospitalizaron y murió horas después