El estremecedor caso de una mujer que asesinó al compañero de su hija por sacarse mejores notas en la escuela, dio la vuelta al mundo y generó gran conmoción.

El hecho ocurrió el pasado viernes 2 de septiembre, durante una jornada de clases en el octavo grado del establecimiento privado al que ambos niños asistían.

Celosa de que el chico “siempre quedara primero en las pruebas” y lejos ayudar a su hija a mejorar en las calificaciones o simplemente aceptar la realidad, Victoria de 42 años tomó la peor decisión.

Se decía que el chico era el mejor de su clase, y que además era excelente en actividades extracurriculares.

Por eso, en el “Día Anual de la Escuela”, en la localidad india Karaikal, del distrito Puducherry, se acercó al edificio con dos botellas de refresco.

Haciéndose pasar por la madre de Manikandan, cuando los niños volvían al salón de clases tras el evento cultural, le dio al portero las bebidas para que se las entregara.

Previamente las había mezclado con un potente veneno, por lo que minutos después que el chico las tomara, comenzó a sentirse mal.

Al llegar a su casa, no paraba de vomitar. Inmediatamente fue trasladado al centro de salud más cercano, donde lo atendieron y regresó a su casa.

Sin embargo, el malestar seguía y sus padres Rajendran y Malathi, decidieron volver a llevarlo el día sábado hasta el Hospital General del Gobierno de Karaikal, donde en horas de la noche, falleció.

La comunidad educativa quedó en estado de shock, cuando las autoridades policiales revelaron quién había sido la responsable del hecho.

En su agonía, el nene había advertido a sus padres sobre la “bebida fría” que tomó creyendo que ellos se la habían enviado.

Así Victoria Sahayarani fue arrestada, y quedó a disposición judicial a la espera de sentencia, acusada del cargo de asesinato en primer grado.

Allí, confesó haber sido la autora del hecho por sentir envidia de que el joven desplazara siempre a su hija en el cuadro de honor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Pánico total: Cayó un juego en un parque de diversiones ¡Impactante video!