Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con José Ramírez.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

José Ramírez

Este martes habrá un nuevo “Pescadazo de río” en el centro porteño, ¿cuál es la problemática que desde el sector buscan visibilizar?

Tras la gran bajante del río Paraná no tenemos soluciones de nadie, ni del gobierno provincial (de Santa Fe) ni nacional. Con un subsidio de $10.000 y $15.000 algunos pescadores con carnet comercial, no podemos vivir.

Por eso buscamos que el gobierno nos escuche, nos apoye y nos dé una solución, ya estamos en vísperas de Navidad y no tenemos cómo pasar las Fiestas.

Click to enlarge
A fallback.

¿Cuáles son los precios que la gente va a encontrar mañana en este “pescadazo”?

Vamos a llevar sábalo, bagre, algunas bogas, patí a $230 o $240 el kilo.

Por lo que señaló, no hay políticas públicas que contemplen al sector, ¿han tenido posibilidad de diálogo con el gobierno?

El gobierno provincial (Santa Fe) nos atiende pero no nos da solución, que sería sentarse con el sector, con las cooperativas, con los pescadores, y arreglemos esto entre todos en conjunto porque nosotros a este gobierno lo acompañamos, pero el gobierno también tiene que acompañarnos con decisiones políticas favorables para nosotros.

Si bien este año se presentó una crisis hídrica muy importante, desde el sector sostienen que desde 2015 están atravesando una grave situación...

Sí, es verdad. Desde 2015 y un año antes también. Nosotros sufrimos mucho en la época de (Mauricio) Macri, que a nosotros nos terminó de destruir y todavía no nos podemos levantar. Destruyó a toda la familia pescadora por las medidas que tomaba, siempre les daba a los empresarios y a nosotros no nos escuchaba, de los cuatro años que tuvo de gobierno jamás nos escuchó, al contrario, nos mandaba a correr con la policía.

¿Cuáles son las principales necesidades del sector en la actualidad?

Hoy necesitamos que Provincia y Nación revean la situación porque estamos cobrando subsidio, y al haber poco pescado, así como tanta veda en la que tres días pescamos y tres días no, que se nos complica para llevar el sostén a la casa