El 76% de los argentinos dejó de saludarse con un beso a causa de la pandemia de Covid-19 por miedo al contagio y atento a las recomendaciones de los especialistas, pero el 64% de todos modos encontró imposible mantener encuentros sexuales sin besarse, según una encuesta difundida este lunes.

De acuerdo con la encuesta, el 76% de sus usuarios en Argentina da menos besos desde que empezó la pandemia en marzo 2020, y admite que no solo besa menos a sus seres cercanos, sino que principalmente dejó de saludar de esa manera a las personas con las que se encuentra y no tiene confianza.

El 64% de los encuestados manifestó que le resultó imposible tener encuentros sexuales sin besos, ya sea con pareja estable, en un encuentro ocasional o con su amante, mientras que el 36% restante afirmó haberlo logrado, pero le fue muy difícil. Al ser consultados sobre si pudieron pasar el año entero sin besar, un 55% afirmó que le resultó muy difícil dejar de saludar con un beso a personas cercanas, pero el 45% restante afirmó que con mayor o menor dificultad finalmente abandonó esa costumbre. El sondeo fue realizado en forma online a propósito de celebrarse mañana 13 de abril el Día del Beso y participaron 11.545 usuarios de la plataforma de encuentros extraconyugales Gleeden. En abril del año pasado, recomendaciones del Ministerio de Salud y de los infectólogos advertían que el COVID-19 se transmitía "muy fácilmente a través de actos cotidianos como los besos" y se sugería evitar los encuentros sexuales entre no convivientes. De acuerdo con el informe conocido hoy, "si bien muchísimos argentinos encontraron en el sexting y la masturbación grandes aliados del placer sexual, queda claro que no hay como los encuentros presenciales, que a la larga terminaron sucediendo igual". Soc/OM NA