Con la llegada del otoño es habitual el aumento de gripes, resfriados y alergias, enfermedades que comparten síntomas con el virus pandémico SARS-CoV-2 que azota al mundo entero desde hace un año.

Estas señales pueden ser similares: tos, malestar, cansancio, aunque también presentan diferencias. En muchas circunstancias, las personas prefieren transitar las afecciones más leves en sus casas, antes que asistir a hospitales o clínicas donde el coronavirus tiene mayores probabilidades de estar en circulación.

En tal sentido, el neumonólogo Pablo Scherbovsky, director médico de la fundación que lleva su apellido, explicó en diálogo con Mdzol las diferencias que hay entre los mencionados problemas de salud, para orientar a los pacientes.

Entre las “reglas generales o aproximaciones”, señaló que las alergias se dan comúnmente en otoño y primavera “y no vienen acompañadas de fiebre”. Detalló que “hay estornudos y picazón del paladar, de los ojos, de la nariz y suele caer un agua transparente de la nariz”.

En el caso del covid-19, los síntomas suelen ser “malestar general del cuerpo, fiebre, dolores musculares, de espalda, de las articulaciones, de cabeza y la pérdida de olfato y gusto. En casos más severos hay tos seca o falta de aire, que es cuando hay neumonía”.

Las alergias se dan comúnmente en otoño y primavera “y no vienen acompañadas de fiebre”

El especialista aclaró también que con el inicio del ciclo lectivo y el fin de las vacaciones laborales, la gente se empieza a conglomerar en espacios reducidos, con ventanas cerradas, y eso da pie a otras enfermedades que no necesariamente tienen que ser coronavirus.

Las personas con resfriado común suelen presentar congestión y secreción nasal, dolor de garganta, tos y estornudos. La gripe también es una infección vírica con síntomas como fiebre, dolor general, fatiga, tos o escalofríos, que puede durar entre una y dos semanas.

La gripe y el resfrío también son virus contagiosos, por lo tanto recomendó que ante la duda no se manden los chicos al colegio, para evitar que sean víctimas de un “linchamiento social”.

Sea cual sea el síntoma, de todas maneras hay que aislarse: “Porque si tenés síntomas estás contagiando”. Y si es evidente que no se trata de un resfrío o una alergia, recomendó realizarse de manera urgente una prueba PCR.

Finalmente, el director de la Fundación Scherbovsky recomendó aislarse “a penas uno tiene síntomas sospechosos de covid. De lo contrario, no aislarse y no avisar a los compañeros de trabajo es una falta de responsabilidad social”