Una policía de 23 años, fue víctima de un conductor de Uber que quiso raptarla con fines sexuales. El hecho ocurrió el pasado domingo a la noche, cuando viajaban por autopista La Plata Buenos Aires en el kilómetro 48.

Según relató la joven, había tomado el auto para dirigirse a la Escuela de Policía “Coronel Julio S Dantas” ubicada frente al Parque Pereyra Iraola. Durante el viaje, el chofer a bordo de un Volkswagen Gol, comenzó a hacerle insinuaciones sexuales.

“Soy bueno haciendo sexual oral” le dijo y desvió su camino con brusquedad. En ese momento la mujer aprovechó para alertar por Whatsapp a su ex pareja: “Jorge, el Uber me está secuestrando”.

Click to enlarge
A fallback.

Llegó a enviarle su ubicación en tiempo real, pero en vez de esperar socorro decidió arrojarse del auto ni bien el hombre aminoró la marcha. Cruzó de noche la autopista corriendo y se resguardó en una estación de servicio.

Al día siguiente, el hombre fue identificado y detenido por el “rapto agravado por tener fines sexuales”, a pedido de la Fiscalía de Berazategui.

Por su parte, la aplicación de servicio de viajes a través de un comunicado, se limitó a decir que era “inaceptable” el accionar del conductor que fue inhabilitado, y que estaban “en contacto con la usuaria y su familia”, a disposición de las autoridades