El rover "Perseverance" de la NASA se posó hoy en el cráter Jezero de Marte, según informó la agencia espacial de los Estados Unidos, lidiando con los llamados "siete minutos de terror" para poder instalarse finalmente sobre el planeta rojo en busca de rastros de vida

El rover se convirtió en el quinto vehículo de exploración que la agencia espacial coloca en la superficie de Marte y, según se indicó, la primera señal del "amartizaje" se recibió en la estación de Robledo de Chavela, cerca de Madrid, que forma parte de la Red de Espacio Profundo (DSN) de la NASA. El rover "Perseverance" fue lanzado el 30 de julio del año pasado desde Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos, posee una tecnología de vanguardia y su misión principal es la de buscar rastros de vida pasada que pudo prosperar en el ambiente húmedo que el planeta registró hace miles de millones de años. En tanto, se informó que 17 minutos antes del "amartizaje", parte de la nave espacial en la que voló "Perseverance" desde la Tierra, -con el helicóptero "Ingenuity" unido a su vientre-, se separó de la cápsula de entrada. Los llamados "siete minutos de terror" empezaron a las 20:48 UTC (tiempo universal coordinado), cuando la nave entró en la atmósfera marciana a unos 19.500 kilómetros por hora, en tanto un minuto más tarde, la fricción de la atmósfera calentaba la parte inferior de la nave espacial a temperaturas de hasta 1.300 grados Celsius. Además, tres minutos antes de posarse en suelo marciano, la nave desplegó su paracaídas a velocidad supersónica y 20 segundos más tarde la cápsula de entrada se desprendió del escudo térmico lo que le permitió al rover usar un radar para determinar la distancia al suelo y emplear su tecnología de navegación relativa al terreno para encontrar un lugar de llegada seguro. En tanto, un minuto antes de tocar la superficie se desprendió la mitad trasera de la cápsula sujeta al paracaídas, tras lo cual la estructura que envuelve al rover activó sus retrocohetes para reducir velocidad y en los últimos metros dejó caer el rover con correas de nailon sujetas a una grúa. De esta manera, "Perseverance" logró posarse con éxito en Marte luego de haber recorrido más de 470,7 millones de kilómetros desde la Tierra y de haber aterrizado valiéndose de un sistema totalmente automático. El rover (vehículo de exploración espacial diseñado para moverse sobre la superficie de un planeta) es la estrella de esta misión que persigue como finalidad ayudar a responder una de las grandes preguntas de la comunidad científica a lo largo de tantas décadas: ¿hubo alguna vez vida en Marte? El robot de la NASA (la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio estadounidense) explorará el cráter Jezero, el lugar de un antiguo lago que existió hace 3.900 millones de años, en busca de microfósiles en las rocas y el suelo de ese sitio, según reportó la cadena norteamericana CNN en español. Int/CJ/OM/EFR/KDV NA