La infusión más tomada por los argentinos desde los orígenes de la nación, parece muy simple de preparar pero tiene sus trucos. Aquellas personas que quieran deleitar el paladar con la bebida autóctona por excelencia, deben saber que hay una combinación perfecta de varios elementos.

Así lo explicó la primera sommelier de yerba en el mundo, Valeria Trápaga, una influencer nacida en Carmen de Areco que comparte en su cuenta de Instagram @catadeyerbamate tips para preparar el mate perfecto.

Teniendo en cuenta que un 90% de los argentinos probó alguna vez el mate, que se calcula un consumo per cápita de entre 6 y 7 kilos de yerba por año, y que la gran mayoría toma más mate que agua, toda información relacionada, es bienvenida.

Con el kilo de yerba superando los $300, Trápaga explicó que para elegir la correcta hay que prestar atención a los cuatro componentes de la molienda: la hoja fina, hoja gruesa, palo y polvo de hoja.

Estos determinarán el perfil de sabor que tendrá la gran protagonista de esta bebida nacional. “Algunas no tienen palo, otras tienen menor contenido de polvo y en eso residen las diferencias de cada yerba”, explicó.

Después, señaló que lo importante es “cuidar la temperatura del agua, porque es el medio donde la yerba se expresa y muy importante. Y luego tener el cuidado de elegir los recipientes correctos y entender e incorporar que la bombilla en el ritual es sagrada. Hay que cuidarla y no hay que tocarla”.

“La bombilla en el ritual es sagrada. Hay que cuidarla y no hay que tocarla”

También habló sobre elementos que se pueden agregar al mate sin que pierda su verdadero sabor. “Hay distintos blend (mezclas) que podemos armar con algunos ingredientes que le quedan muy bien al mate”, comentó.

Y advirtió que “hay un solo punto que es importante, que son las cantidades. Tienen que ser moderadas y para poder blendear tenemos que tener un conocimiento bastante acabado, que ese ingrediente que sumamos tenga un potencial aromático”.

“Por ejemplo, si agregas un anís estrellado, no es lo mismo que agregar hojas de eucaliptos. Porque el anís estrellado si no se usa con cuidado tapa todo el sabor. Blendear no es una diversión y hacerlo porque nos gusta, hay que saber un poco sobre el mundo de las hierbas y los aromas. Y tener el cuidado de no invadir el sabor de la yerba mate”, informó Trápaga para todos los que le tiran yuyos al mate.

Finalmente, habló del recipiente ideal para el elixir argentino, y para sorpresa de muchos, dijo: “El mate de vidrio me parece ideal para catar”.

“El mate de plástico no me gusta para nada, aunque el mate listo es un buen invento para momentos especiales. Pero no veo con cariño el mate de silicona, porque va totalmente en contra del ritual y el folclore del mate. Además el plástico contamina el sabor y la estructura no es fija, por eso no es bueno para el ritual”, concluyó