La empresa Finance Buzz realizará un estudio para averiguar qué factores hacen a una película más terrorífica que otra. Para ello, busca amantes del terror “a sueldo” que sean lo suficientemente valientes para ver nada menos que 13 films considerados de culto por ser los más espeluznantes.

El objetivo es descubrir, a través del monitoreo del ritmo cardíaco, si las películas de terror de alto presupuesto dan más sustos que las de bajo presupuesto.

Para ello, la lista cinéfila se compone de las obras maestras consideradas más aterradoras jamás realizadas, por poner los pelos de punta y provocar escalofríos.

Estas son Saw, El horror de Amityville, Un lugar en silencio, Un lugar en silencio 2, Candyman, La noche del demonio, El proyecto de la Bruja de Blair, Siniestro, ¡Huye!, La purga, Halloween (2018), Actividad paranormal, Annabelle.

A través de su plataforma, la empresa anunció que pagará US$1.300 ($130.000 ARS) a los contratados, y les enviará aparato para registrar su frecuencia cardíaca.

“La mayoría de las veces, las películas de terror dan miedo por su historia… no por el presupuesto del estudio de producción. Algunas de las películas más espectaculares y los thrillers terroríficos se hicieron con cambios tontos en comparación con las secuelas de superhéroes y las franquicias conocidas”, explicaron.

Y citaron el caso de Actividad Paranormal, cuya producción costó solo US$15.000 y recaudó más de $193 millones de dólares en taquilla.

Quienes estén interesados en participar, tienen tiempo de inscribirse hasta el 26 de septiembre, llenando un pequeño cuestionario en el sitio web oficial.

Las personas seleccionadas serán contactadas por correo electrónico el 1 de octubre, el 4 de octubre se les hará llegar una pulsera de actividad cardíaca Fitbit.

Tendrán desde el 9 hasta el 18 de octubre para mirar las películas mencionadas. Y el único requisito es que sean mayores de edad y vivan en Estados Unidos