Científicos de la Universidad de Texas A&M en Estados Unidos descubrieron la manera de neutralizar al coronavirus en menos de un segundo e imposibilitar que infecte a un huésped humano.

Diseñaron un sistema experimental donde se demostró que la exposición del SARS-CoV-2 a altas temperaturas bastaría para neutralizar al Covid-19 en menos de un segundo.

Para eso, calentaron a casi 72 grados Celsius (o centígrados) la sección de un tubo de acero inoxidable, por medio del cual pasaba la solución que contenía el coronavirus. Inmediatamente después la enfriaron.

El resultado fue sorprendente. Por medio de este procedimiento, se dieron cuenta de que el proceso térmico puede reducir la cantidad del virus en la solución 100,000 veces, lo que bastaría para neutralizarlo y prevenir así la transmisión en un tiempo mucho más corto de lo que se creía posible (entre 1 y 20 minutos).

La exposición del SARS-CoV-2 a altas temperaturas bastaría para neutralizar al Covid-19 en menos de un segundo.

“El impacto potencial es enorme”, asegura Arum Han, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica e informática de la Universidad de Texas A&M y coautor del estudio.

“Tenía curiosidad por saber cuán altas son las temperaturas que podemos aplicar en un periodo de tiempo tan corto y ver si, de hecho, podíamos inactivar por calor el coronavirus en muy poco tiempo”.

A partir de estos resultados, los científicos creen que este método podría implementarse en los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado que ya existen. Además piensan que podría utilizarse para combatir otros virus como el de la influenza, que también se propaga por el aire.

El siguiente paso será construir un chip de prueba a escala de microfluidos, que permita tratar con calor los virus durante períodos de tiempo mucho más cortos, por ejemplo decenas de milisegundos.

El objetivo de los científicos es poder identificar una temperatura que permita dejar inactivo al coronavirus, incluso con un tiempo de exposición tan corto