Un empleado de una estación de servicio de Mendoza aseguró ayer que vio a Guadalupe Lucero, la nena de 5 años desaparecida el 14 de junio pasado en San Luis.

En ese sentido, el playero al verla le dijo: “Sos igual a Guadalupe” y la pequeña le respondió: “Soy famosa”.

La nena había bajado de un auto junto a su supuesto papá para que el empleado pudiera cargar GNC en Mendoza y tras esa breve charla ella se subió al vehículo y se fue.

Al momento de irse el rodado, el empleado se dio cuenta de avisarle a la Policía y justo minutos después pasaba por la estación de servicio un patrullero.

En su declaración no pudo recordar la fisonomía del hombre que iba con la nena ni cómo era el auto que había cargado, solo recordaba que era un auto viejo de color azul oscuro o negro.

El caso de la desaparición de la pequeña Guadalupe Lucero de San Luis y su reciente búsqueda en Mendoza, generó una serie de llamadas al 911 de personas que dicen haberla visto en la calle en los últimos días.

Según relató el empleado, el episodio en la estación de servicios ocurrió este miércoles, cerca de las 18:00 en las cercanías del Barrio 26 de enero, una zona peligrosa del municipio de Las Heras, en el Gran Mendoza.

El empleado, que se llama Jorge Páez, dijo que si bien la nena estaba tranquila, le llamó la atención su parecido con la pequeña de San Luis.

“Hablé con ella y en tres oportunidades me dijo que era famosa”, relató Páez al canal Todo Noticias (TN). En ese aspecto, agregó que la nena estaba acompañada por un hombre de unos 30 años, que le pidió que le cargara 300 pesos de combustible.

Indicó que cuando lanzó su frase: “Sos igual a Guadalupe”, el supuesto padre que acompañaba a la nena “se puso nervioso, se alteró y le respondió: “'No diga eso'“.

De acuerdo a su relato, la menor estaba vestida con un buzo rosa, pantalón rojo y un gorro de lana verde claro y marrón.

“Estaba bien vestida y se la veía en buen estado”, expresó el empleado. Y aclaró que la chica no trató de pedir auxilio y que caminaba por el lugar”, precisó.

Por otra parte, una mamá también de la ciudad de Mendoza asegura haber visto a una niña igual en la plaza Cobos donde llevó a su hija días atrás. Era una de las pocas tardes soleadas de estos últimos días cuando llamó varias veces a viva voz a su hija llamada Guadalupe, y la nena que estaba jugando al lado también se dio vuelta.

La acompañaba una mujer que no parecía ser la madre. La pequeña desconocida parecía tímida y se alejaba del resto de los nenes. Estaban en una moto cuyas características no pudo identificar, porque cubierta de abrigos. Inmediatamente se comunicó con la policía y relató lo sucedido en diálogo con la prensa local.

Por otro lado, una mujer de Salta fue trasladada a la provincia de San Luis, donde brindó un testimonio fundamental para la causa. Declaró que una persona que está a cargo de una red de trata le había dado información sobre el secuestro de la niña y afirmó que sabe dónde está Guadalupe.

Aportó nombres y números de teléfonos de la red que podría haber raptado a la niña, que están siendo utilizados en la investigación