Un caso de violencia escolar múltiple causó conmoción en Perú, y se hizo viral en los últimos días, con dos menores y un docente como protagonistas.

El bullying es moneda corriente en los establecimientos educativos, y esta vez colmó la paciencia de un profesor, al punto que terminó haciendo justicia por mano propia.

Todo surgió cuando un estudiante de la escuela secundaria San Felipe 1206 de Piura, al noroeste de Perú, se ensañó con su compañero y comenzó a darle patadas en medio de la clase.

Al ver la escena e intentar detenerla sin éxito, Daniel Mendiola decidió sacarse el cinturón y pegarle repetidas veces al joven. “Ya no podía seguir viendo tal injusticia, semejante abuso contra un indefenso”, argumentó.

Los presentes grabaron la increíble reacción y la colgaron en redes sociales, generando gran polémica y todo tipo de opiniones encontradas.

Por un lado, hubo un repudio masivo por la violenta respuesta de un adulto hacia un menor de edad; y por otro hubo quienes defendieron al maestro.

De hecho, los mismos padres del colegio se posicionaron a favor, por lo que Mendiola expresó su agradecimiento a través de las redes.

“Doy gracias a los directivos de esta honorable institución por comprender mi situación y hacer justicia, tal como lo hice yo” manifestó luego de que decidieran no separarlo del cargo.

A quien sí echaron del colegio fue al agresor agredido, ya que sus actos de acoso escolar eran de larga data.

“Que esto quede como precedente para que todos sepan que aún podemos cambiar, que ser profesor no solo es llenar cuadernos, sino también enseñar y cultivar los verdaderos valores”, esgrimió el educador.

Luego pidió: “Demostremos que todavía podemos confiar en que el bien siempre vence al mal. Como profesor me comprometo a seguir impartiendo una buena educación. Gracias a todos los padres que me respaldaron y pidieron justicia por mí”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¡Increíble! Usaron un tanque de agua como “corralito” para la nena y se fueron de compras