El dueño de una pizzería organizó un día especial en agradecimiento a sus empleados, por el compromiso que demostraron con el negocio durante la pandemia.

Aunque admitió no haber estado exento de la falta de personal en plena crisis sanitaria mundial, decidió crear un Día del Agradecimiento al Empleado, que consistió en repartirles las ganancias de toda una jornada laboral.

“Nuestros empleados han sido tan buenos durante el COVID, durante la pandemia, durante esta temporada de incertidumbre”, explicó Joshua Elchert, propietario del local estadounidense.

“Simplemente han sido fantásticos –detalló a trasvés de las redes sociales– Se presentan todos los días, están aquí de buen humor... queremos tomarnos un día y apreciarlos. Todo lo que tienes que hacer es pedir una deliciosa pizza”.

La Heavenly Pizza-Findlay Ohio, se llenó de pedidos y de nuevos clientes ese lunes 5 de julio, que conectaron con la causa. En total se alcanzó un récord de $606.707 argentinos en ventas (6.300 dólares), y $115.560 en propina (1.200 dólares) gracias a 220 pedidos.

Las ventas totales y las propinas se dividieron equitativamente entre el personal, lo que resultó en que cada empleado ganara el equivalente a $7.511 argentinos la hora (78 dólares).

Elchert agradeció al público, diciendo que las ventas resultaron incluso mejores de lo que esperaba. Mientras que Timmy Lemire, un subgerente, le dijo al medio local que estaba conmocionado por la gran cantidad de apoyo de la comunidad: “Es un gran regalo”