El Ministerio de Economía informó que las deudas de servicios contraídos en la pandemia se podrán pagar en cuotas. Los distintos prestadores deberán otorgar facilidades a los usuarios para pagar las deudas de las tarifas contraídas en la cuarentena.

El plan de facilidades tendrá que tener 30 cuotas iguales para poder pagar los atrasos, y sólo en caso de que no haya pago, o por mora de tres cuotas consecutivas o seis alternas se podrá proceder a cortar el servicio.

Los planes de facilidades para residenciales tendrán una tasa de interés que no podrá superar el 50% de la tasa pasiva nominal anual del Banco Nación. Esta tasa se aplica para operaciones de depósitos a plazo fijo tradicional a 30 días.

Por otro lado, los planes de pago para no residenciales no podrán exceder la tasa del 50% de la tasa activa nominal anual de cartera general a 30 días del Banco Nación.

De esta manera, podrán acceder al plan de facilidades de pago para las deudas de gas, luz, agua, telefonía e internet diversos grupos.

Estos son, los monotributistas cuyo ingreso anual mensualizado no supere dos veces el Salario Mínimo; quienes esté inscriptos en el Régimen de Monotributo Social; y entidades que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos.

También personas exentas en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza; beneficiarios de Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo; quienes cobran seguro de desempleo; usuarios en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares.

Además, aquellos beneficiarios de Pensiones no Contributivas que reciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos veces el Salario Mínimo; PyMES, Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadas inscriptas en el INAES y Instituciones de salud, públicas y privadas afectadas.

Y finalmente se incluye a jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que reciban una remuneración bruta menor o igual a dos Salarios Mínimos