China descubrió el primer caso mundial de contagio en humanos de la nueva gripe aviar H10N3, informaron las autoridades sanitarias de ese país. A través de un comunicado, la Comisión Nacional de Salud (NHC) explicó que se trata de una transmisión "accidental" y que el riesgo de propagarse es "muy bajo".

El primer humano en contagiarse fue un hombre de 41 años, oriundo de la ciudad de Zhenjiang, el cual ingresó con fiebre al hospital el pasado 28 de abril. Un mes después le diagnosticaron H10N3, un subtipo del que provoca la gripe aviar, procede de las aves y se creía que no tiene capacidad de infectar a los humanos de manera efectiva.

Actualmente el paciente se encuentra estable y sus contactos estrechos no presentaron síntomas. La NHC informó que este virus se encuentra en las aves y que, hasta el momento, no se había registrado un contagio humano en el mundo. Además, recalcó que hay pocas probabilidades de que cause la muerte o que se derive en enfermedades graves. A pesar de que no tiene la capacidad de infectar a las personas, la Comisión Nacional de Salud pidió que los ciudadanos eviten el contacto con las aves, en especial, con las muertas

También, que cuiden la higiene alimentaria y que pidan ayuda médica en caso de presentar algún síntoma como problemas respiratorios o fiebre. La epidemia de gripe aviar ha estado presente en China entre 2016 y 2017. El virus H7N9, de origen asiático, se ha producido en seres humanos por estar expuestos a aves de corral infectadas o por estar en ambientes contaminados. Hubo pocos casos de contagio de persona a persona y, todas las infecciones que se detectaron en humanos fuera de China, fueron porque viajaron al país antes de enfermarse

Entre los síntomas que presentaron, se encontraban las enfermedades respiratorias graves (como la neumonía). Según lo informado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el H7N9 contagió a 1.668 personas y dejó un saldo de 616 fallecidos (desde 2013). El anuncio de este nuevo virus se da a un año y medio de registrarse el inicio de la pandemia por COVID-19 en la ciudad de Wuhan (China)

En la actualidad, hay más de 171 millones de casos y 3,55 millones de muertes alrededor de todo el mundo. Esta información también tiene lugar una semana después de informar que dos científicos chinos alertaron el peligro de la gripe H5N8, el cual ha provocado brotes letales en millones de aves y se propagó -de momento- a siete personas. George Fu Gao, director general del Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades, y Weifeng Shi, director del Laboratorio de Referencia de Enfermedades Emergentes Infecciosas de las Universidades de Shandong, participaron en la detección del coronavirus. Ambos, advirtieron que "la propagación mundial del virus de la gripe aviar H5N8 es un problema de salud pública" y que pueden provocar "pandemias desastrosas". Anteriormente, el virus H5N1 de origen asiático se detectó por primera en seres humanos en 1997 en medio de un brote originado en aves de corral en Hong Kong y, desde entonces, se ha detectado en aves de corral y aves silvestres en más de 50 países de África, Asia, Europa y Oriente Medio. Otra variante de gripe causada por el virus de la influenza A (H1N1), también llamado inicialmente virus de la gripe porcina o como de la nueva gripe, llegó a la Argentina a finales de abril de 2009, por medio del contacto aerocomercial con las áreas endémicas, principalmente México y los Estados Unidos. Int/OM NA