Un sistema de cámaras en la Estación Espacial Internacional (EEI) registró un avistamiento de cinco destellos azules intensos en la cima de una nube sobre la Tierra, uno de los cuales genera un 'chorro azul' en la estratosfera.

La EEI es una estación espacial modular en la órbita terrestre baja. Es un proyecto de colaboración multinacional entre las cinco agencias espaciales participantes: NASA, Roscosmos, JAXA, ESA, y la CSA.​​

Los chorros azules son una especie de rayos, que se disparan hacia arriba desde las nubes de tormenta. Pueden llegar hasta 50 kilómetros en la estratosfera y durar menos de un segundo.

Esta vez, el cazador de tormentas espacial ASIM (European Atmosphere-Space Interactions Monitor) midió un chorro azul que se inició con un intenso destello de 10 microsegundos en una nube cerca de la isla de Naru en el Océano Pacífico.

El flash también generó 'elfos' con un sonido igualmente fantástico. Los elfos, otro fenómeno de luz en la cima de las nubes de tormenta visible desde el espacio, expanden rápidamente anillos de emisiones ópticas y ultravioleta en la parte inferior de la ionosfera. Aquí, los electrones, las ondas de radio y la atmósfera interactúan para formar estas emisiones