Un test portátil para la detección de coronavirus en tiempo real, la presencia de ese virus en animales y la medición de la calidad del aire durante el ASPO, son algunas de las contribuciones que científicos del Conicet La Plata aportaron durante la pandemia, y que hoy son destacadas, al conmemorarse mañana el Día del Investigador Científico.

"La comunidad científica abocada a la búsqueda de soluciones que contribuyan a paliar la pandemia por Covid-19 que no da tregua", dice el comunicado difundido hoy por el organismo en el que explica que se conmemora el Día del Investigador por el nacimiento de Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina en 1947 y fundador del Conicet.

"Ese desafío asumido apenas desatada la pandemia se vio plasmado en proyectos como el desarrollo de respiradores mecánicos para ser utilizados en casos de mediana complejidad y procedimientos tendientes a dotarlos de propiedades antimicrobianas; la participación de varios centros e institutos de investigación en el procesamiento de hisopados para el diagnóstico de la Covid-19", enumera el texto.

"La necesidad de atender todo lo relativo al coronavirus vino a corroborar lo que venimos diciendo los científicos desde hace mucho: que no existen compartimentos estancos entre las ciencias".

También destaca como aportes la "elaboración de métodos de desinfección y esterilización de insumos médicos, y de elementos de protección para el personal de salud; y la producción de un spray para eliminar el virus de distintas superficies".

Asimismo, subraya que los y las expertas encararon "distintos modelados matemáticos para, por ejemplo, conocer el proceso de la enfermedad y su impacto en el sistema de salud provincial; propusieron métodos para mejorar los testeos en base a herramientas de la óptica, y para determinar la carga viral en pacientes positivos de Covid; como así también desarrollaron un test portátil para la detección del SARS-CoV-2 en tiempo real".

En el mismo sentido, resalta que "detectaron por primera vez la presencia del coronavirus en animales y midieron la calidad del aire en La Plata durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO)".

Otros hallazgos fueron el desarrollo de proyectos para el abordaje de las consecuencias sociales de la pandemia: hábitos y prácticas deportivas; la situación de los sectores más relegados que vieron comprometidos sus ingresos; el estado de ánimo durante la cuarentena, la relación del coronavirus con la obesidad y la diabetes, entre otros.

"La necesidad de atender todo lo relativo al coronavirus vino a corroborar lo que venimos diciendo los científicos desde hace mucho: que no existen compartimentos estancos entre las ciencias", dijo la directora del Conicet La Plata, Gloria Chicote, al repasar el trabajo de este año.

Agregó que "se enfatizó la necesidad de afrontar los problemas en forma conjunta, y la comunidad científica estuvo a la altura de esa demanda". "Nuestra capacidad de respuesta desde una perspectiva conjunta es una de las capacidades que pudimos demostrar", afirmó.

(Télam)