En los últimos días se viralizó en Twitter la publicación del usuario Tiago Dana, taekwondista argentino, que compartió una desopilante situación que había vivido posiblemente un minuto antes.

Era un sábado a la noche cuando decidió escribir por Whatsapp a un delivery de bebidas en Ciudad Evita consultando precio de una muy famosa marca de energizante que tradicionalmente acompaña alcoholes como el vodka y el champagne.

“Holaa, cuanto está el speed?” preguntó Tiago, mientras que el repartidor le contestó: “Estoy en una clande en lafe... Mil disculpa”, es decir que... ¡estaba en una fiesta clandestina en Laferrere!

La sorprendente respuesta no tardó en llegar y lo dejó tan estupefacto que no tuvo mejor idea que compartirla.

Lo hizo sin sospechar que tendría 46.700 me gusta, sería retuiteada por más de 1.300 personas, y cosecharía alrededor de 400 comentarios, uno mejor que el otro.

Una usuaria compartió que le había pasado exactamente lo mismo “tenés sanguchitos, puchos? Los voy a buscar” le había puesto a un comerciante a las 5.30 am y este le respondió “May nono me fui a una joditaaa”.

Otro valoró la “sinceridad ante todo”, “Tenía que ser de Lafe”, “Como diría yo, excelente servicio”, “Por lo menos te respondió rápido, bro”, “La Clave, la educación del delivery Jajajaa, el mil disculpas jaja, me mató”, “Al menos te avisó, una vuelta compramos hielo con los pibes y nunca llegó”