En el marco de su difícil lucha contra un cáncer de mama que hizo metástasis en los huesos, una joven madre mendocina pidió ayuda a la comunidad a través de los medios locales.

Su marido está desempleado y acaban de ser desalojados con sus tres hijos de una humilde vivienda que habitaban, en un terreno del Barrio Espejo de Las Heras, en el Gran Mendoza, que está próximo a ser vendido.

Sin tener a donde ir, todavía en pleno invierno, decidieron recurrir a la solidaridad del pueblo. Al marido no lo echaron, sino que “tuvo que renunciar a su trabajo en una constructora para dedicarse a la crianza de los chicos” contó la mujer.

José Luis tomó esa drástica decisión hace tres años, cuando comenzó la lucha de Johana Maureira contra su enfermedad. Se las rebuscó para vivir de changas un tiempo, pequeños trabajos que le posibilitaran cuidar de los niños.

Quienes deseen colaborar pueden comunicarse con José Luis al +54 9 2612 46-2414 o con Johana al +54 9 2613 62-3420.

Recurrieron al Municipio de Las Heras pero, según la mujer, solo pudieron darles mercadería. No tienen familiares pero sí una amiga de Johana que pudo alojarla en su casa mientras continúa el tratamiento oncológico.

Su marido y sus tres hijos, no tienen donde vivir. “Estamos subsistiendo gracias a la ayuda de la gente, desamparados, esto nos ha superado”, relató José Luis, entre lágrimas.

La salud de Johana es frágil. La quimioterapia no fue suficiente y su cáncer se expandió hasta sus huesos. En estos momentos, continúa con su tratamiento.

¿Ya sabés donde votás? Ante los recientes cambios en el Padrón Electoral, consultá a continuación el lugar que te corresponde: