Raphael Samuel es un joven de 27 años oriundo de la India, que realizó la demanda más insólita jamás escuchada. Cansado de tener que trabajar para vivir, decidió denunciar a sus padres por haberlo traído al mundo sin su consentimiento.

Aunque admitió que tiene una buena relación con ellos y que en realidad los quiere, también dijo que los considera hipócritas, por someterlo a las dificultades de la vida por un capricho de carácter social.

En diálogo con la prensa manifestó: “Quiero a mis padres, pero me tuvieron por su alegría y su placer. Mi vida ha sido increíble, pero no veo por qué debería someter otra vida al alboroto de la escuela y la búsqueda de un trabajo, especialmente cuando no pidieron existir”.

Samuel pertenece al antinatalismo, un grupo que se resiste a la presión social para tener hijos. Su drástica decisión, tiene que ver con que este movimiento, la procreación es comparable a la esclavitud y el secuestro.

Con una barba falsa y unas gafas de sol para evitar las represalias conservaduristas, el joven indio publicó este martes un video en Youtube, dirigiéndose a los niños indios: “Quiero que entiendan que no les deben nada a sus padres”.

“Si nacemos sin nuestro consentimiento, entonces deberíamos ser mantenidos por el resto de nuestra vida. A los padres les digo no eres dueño de tus hijos, y a los niños les digo tus padres no son tus dueños. No hagas nada por tus padres si no quieres”, disparó.

En la entrevista publicada en su cuenta Nihil Anand, dijo que su padre todavía está “superando la idea” y se mostró seguro de que si su madre hubiera podido, lo habría abortado.

Ella por su parte, manifestó: “Debo admirar la temeridad de mi hijo por querer llevar a sus padres a juicio sabiendo que los dos somos abogados”