El Gobierno bonaerense declaró de interés provincial y cultural el libro "La muerte es el olvido", del autor Felipe Celesia, que narra la historia del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que le devolvió la identidad a miles de víctimas, entre ellos los desaparecidos durante la dictadura y los soldados de la guerra de Malvinas.

Lo hizo el ministro de la Producción, Augusto Costa, a través de la resolución 153 publicada hoy en el Boletín Oficial del distrito.

Allí se recordó que en el libro, publicado en el año 2019, "el autor cuenta cómo a partir del pedido de Abuelas de Plaza de Mayo a una ONG estadounidense para identificar los cadáveres de los desaparecidos bajo la dictadura cívico-militar se envía al antropólogo forense Clyde Collins Snow, quien solicita colaboración a sus colegas argentinos para el trabajo de campo, al cual solo accedieron algunos estudiantes de antropología, quienes años más tarde fundarían el EAAF".

Se añadió en la resolución que "el mismo se convirtió en la primera organización científica, privada y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses a la investigación y esclarecimiento de crímenes de masas en Argentina y en el mundo".

Desaparecidos.

Posteriormente, se apuntó que en 35 años, el Equipo "intervino en 55 países, en el caso de la Argentina identificó a más de 800 desaparecidos y desaparecidas, y gracias a su accionar, devuelve la identidad a las víctimas, aporta evidencia en los tribunales y ayuda a los familiares a recuperar los restos de sus seres queridos, entre los que se puede mencionar, Azucena Villaflor, Ernesto “Che” Guevara, Luciano Arruga, Santiago Maldonado, los 43 estudiantes de Iguala y las mujeres de Ciudad de Juárez en México, y los soldados de Malvinas, entre tantos otros".

Desde la provincia se apuntó que desde esta obra "el autor reflexiona y explica que el Equipo no devuelve la vida, sino que en el mejor de los casos devuelve la última representación material de un ser humano, sus huesos, pero rescata del limbo de la desaparición llevando a la muerte a una realidad menos dolorosa con la que se puede lidiar y así devolver a la sociedad a ese miembro sustraído con el propósito de alcanzar la paz para los deudos y la preocupación para los victimarios".

Se sostuvo que "este libro refiere a todas esas historias juntas, en el cual Celesia narra, con una sensibilidad conmovedora e inusual, el trabajo enorme del equipo que dona lo que gana en premios al grupo, que se establece como referencia mundial y, para muchos, en el guardián de nuestra memoria". (Télam)