Como es sabido, el coronavirus no solo causa estragos en la salud física sino también en la mental de los seres humanos. Un estudio realizado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Universidad de Buenos Aires (UBA), así lo confirma.

La reciente investigación reveló las secuelas y trastornos de salud mental, tras haber cursado la enfermedad. Según la encuesta, uno de cada cuatro (24%) padece síntomas de ansiedad, y “el 64,4% de los participantes reportó fallas cognitivas (entre leves, moderadas y severas)”.

Más alarmante aún fue saber que, de los 750 pacientes recuperados que participaron del estudio, en el 56,7% se percibió una sintomatología compatible con depresión clínica. Además, el 46,3% de las personas consultadas respondieron “que su atención empeoró” y poco más del 43% reportó que su memoria se deterioró tras contraer coronavirus.

De los 750 pacientes recuperados que participaron del estudio, en el 56,7% se percibió una sintomatología compatible con depresión clínica

“Lo que medimos nosotros fueron los niveles de ansiedad y depresión con riesgos suicidas a raíz de la pandemia”, dijo Martín Etchevers, investigador del OPSA, sobre los participantes que residen en las principales ciudades del país.

A ello, añadió: “Las personas que más sufren de estos problemas son las que atravesaron la enfermedad de peor manera y necesitaron asistencia respiratoria”.

Sin embargo, esta situación no afectó a todos los pacientes de la misma forma. “La gente de menores recursos presentó mayores síntomas de depresión que la gente de alto poder adquisitivo”, detalló el experto.

El informe también arrojó que una de cada tres personas que superaron el covid-19 hoy realiza tratamiento psicológico.​